PÁGINA PRINCIPAL



MEJORES DATOS DE ACTIVIDAD ECONÓMICA.

CON DIFICULTAD PARASOSTENERLOS

Por Daniel Artana

El trabajo publicado por el economista Daniel Artana [1] de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) Edición Nro. 595 – Marzo 2018, considera que se evidencia una recuperación de la actividad económica, evidenciada por:

·         El PIB creció 2.9% en 2017, con un importante avance de la inversión. Medida a precios constantes, aumentó de 18.9% del PIB en 2016 a 20.5% en 2017, pero la suba fue más notoria si se comparan los últimos trimestres de cada año (19.3% comparado con 22.4% del PIB). La mejora en el promedio del año se explica casi por partes iguales por aumentos en la construcción y en maquinaria y equipo.

·         Los primeros datos oficiales del año fueron auspiciosos con crecimientos interanuales importantes: PIB de enero 4.1%, actividad industrial de febrero 5.2% de mejora, construcción de febrero 16.6%.

·         El empleo en el cuarto trimestre del año 2017 tuvo un crecimiento importante de algo más de 400 mil personas, aunque el empleo formal explica menos de la mitad de la mejora.

·         Las exportaciones totales del primer bimestre del año aumentaron 10.7% en dólares corrientes y las manufacturas de origen industrial crecieron US$ 450 millones (algo más del 19%). La mitad del aumento de las MOI (Manufacturas de Origen Industrial) se explica por mayores exportaciones de automotores a Brasil, que crecieron en el bimestre 66% respecto del mismo período del año pasado.

Hacia adelante habría algunas dificultades que harían difícil alcanzar un crecimiento del 3% durante el año. La mejora de la economía brasileña continuaría (se espera un crecimiento cercano al 3%) y eso debería permitir recuperar el terreno perdido en ese mercado, en especial en el sector automotor cuyas exportaciones a ese destino medidas en unidades cayeron dos tercios desde 2013 a 2017.

Por la sequía resultará en una caída en la cosecha del orden del 20%, impactando seriamente en el PIB del sector Agropecuario, sobre todo en el segundo trimestre del año. Si bien es de esperar que los productores reduzcan los stocks en los silos-bolsa lo que, junto con algo de mejora en los precios, atenuaría el impacto en el valor de las exportaciones del sector, el efecto en el PIB de la merma en las toneladas no tiene atenuante alguno.

Por su parte, el aumento en el riesgo país y las tensiones en el comercio mundial tendrían, por ahora, un efecto marginalmente negativo sobre las decisiones de inversión. En el sentido contrario pueden contribuir a mejorar las inversiones el probable ascenso a la categoría de país emergente desde país de frontera postergado el año pasado por Morgan Stanley y un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea que parece posible luego de varios años de demoras.

Por último, la elevada tasa de inflación del primer cuatrimestre del año ha motivado algunos cambios en la política monetaria. Por un lado, el BCRA decidió vender reservas para evitar nuevas depreciaciones del peso en el corto plazo ante la evidencia de un mayor pass through que el esperado de la depreciación observada desde diciembre a marzo. Esto ha desacelerado el ritmo de expansión de los agregados monetarios (el M2 privado promedió un crecimiento interanual de 37% entre mediados del año pasado y mediados de febrero, y de 30% desde entonces). Además, la autoridad monetaria anticipó que si no cede la inflación podría volver a aumentar la tasa de interés para que aquella no se aleje tanto de la meta del 15% para el año 2018. Como la política monetaria actúa con algún rezago, un endurecimiento relativo podría bajar la inflación pero también afectar algo el ritmo de crecimiento.

En resumen, parece difícil sostener un ritmo de crecimiento del 3% anual, fundamentalmente por el efecto climático adverso que debería revertirse el año próximo y “devolver” buena parte del crecimiento perdido este año. Los coletazos de las turbulencias en la economía mundial por ahora tienen un efecto controlable sobre la economía nacional, pero es necesario cumplir la meta fiscal para dar una señal clara a quienes proveen los fondos que hacen posible el gradualismo elegido por el gobierno.



[1] Artana, D. Mejores datos de actividad, pero con dificultades para sostenerlos. Adelanto Situación General. Indicadores de Coyuntura Abril. FIEL. Edición Nro. 595 | Marzo 2018












Entradas más populares de este blog

PÁGINA PRINCIPAL

PÁGINA PRINCIPAL

PÁGINA PRINCIPAL